lunes, 14 de octubre de 2013

Capítulo Cuarenta y Seis: Por Harry.




Narra Rebecca.

Terminé de estudiar y me metí directamente en la ducha. Estuve unos cuantos minutos dejando que el agua cayera por mi cuerpo sirviendo como terapia de relajación y después salí y enrollé una toalla alrededor de mi cuerpo y una más pequeña en el pelo que coloqué a modo de turbante. Me maquillé levemente frente al espejo y fui a mi habitación para vestirme. Unos vaqueros, un jersey de cuello alto y unas botas fueron las elegidas para acompañarme aquella tarde de viernes. Preparé una mochila pequeña con lo esencial y salí de casa en busca de Taylor. Llegué a la hora acordada y, tras un par de bromas por su parte acerca de mi rara puntualidad, nos dirigimos charlando hasta el centro comercial donde habíamos quedado con Jess y Des.

-A ver.-empezó a hablar Jess después de saludarnos.- Necesitamos todo esto.-sacó un trozo de papel de su bolsillo, lo desdobló y nos lo mostró.
-Si nos dividimos, acabaremos antes.-propuse.
-Me parece bien.-me apoyó Tay.
-Entonces Jess y yo nos encargamos de la decoración.-habló Des.- y vosotras de la comida y bebida.
- Perfecto. Nos vemos aquí en ¿hora y media? –dije. Las demás asintieron y nos pusimos manos a la obra.

Tay y yo nos dirigimos a la planta baja del centro comercial que era donde se encontraba el supermercado. Cogimos unas cuantas pizzas, lo necesario para llenar un par de platos de sándwiches y refrescos para beber. Por supuesto, no olvidamos comprar una buena tarta de chocolate y las velas que Harry tendría que soplar al día siguiente. Cuando tuvimos todo, volvimos al punto de encuentro y esperamos durante unos minutos a nuestras amigas que venían cargadas de bolsas. Quedamos en vernos en casa de Des por la tarde, sobre las cinco para ayudarla a preparar la mesa y nos despedimos.

Narra Niall.

Estaba solo en casa, mi madre tenía una cena de trabajo así que no volvería hasta después. Sabía que Bec había quedado con las chicas para comprar las cosas para la fiesta sorpresa de Harry pero aún así decidí hacerle una pequeña proposición. Saqué el móvil del bolsillo trasero del pantalón y le mandé un mensaje.

Princesa, mi madre me ha dejado solo para cenar, ¿te vienes a hacerme compañía? Te quiero, xx

Dejé el móvil sobre la mesita baja del salón y volví a centrar mi atención en la televisión mientras esperaba su respuesta que no tardó mucho en llegar.

Acepto solo si cocinas tú.
Eso está hecho.
En unos minutos me tienes allí, Nialler.

Me dirigí a mi habitación, estaba con un chándal así que decidí cambiarme, no era una cita ni nada pero aún así, sería mejor estar algo más presentable. Saqué unos vaqueros caídos del armario y me puse una camiseta de manga corta. Unos minutos después, tal y como había dicho, el timbre sonó y bajé corriendo a abrir. Me miré antes en el espejo y ordené ligeramente mi pelo con los dedos antes de abrir la puerta.

-No has podido resistirte a una cena Horan, ¿eh? –dije nada más verla. Ella rió y besó mis labios.

-Sabes que me encantan las cenas Horan.

Terminamos preparando la cena entre los dos porque ella no era de las que podía estar más de cinco minutos quieta sin hacer nada. Cenamos entre risas y bromas y cuando acabamos, nos sentamos a ver una película aunque ella no la terminó de ver porque se quedó dormida sobre mí.

-Hola cielo.-dijo mi madre en bajito al llegar a casa aunque provocó que mi chica se despertara.
-Hola mamá.-la saludé.
-Creo que se me ha hecho tarde, debería irme.-dijo Bec.
-Puedes quedarte a dormir, si quieres.-le ofreció mi madre, ella me miró y yo le pedí con la mirada que aceptara, cosa que terminó haciendo.

Narra Taylor.

El sábado por la mañana la dediqué prácticamente entera a pasar apuntes a limpio para que no se me acumularan y haciendo ejercicios de cada una de las asignaturas al igual que estudiar. Menos mal que esta tarde nos esperaba una buena fiesta que serviría para desconectar un poco de las clases que en ocasiones llegaban a agobiarme bastante, no era una alumna excelente y en algunas asignaturas me costaba mucho conseguir el aprobado así que debía esforzarme más que los demás.

Después de comer, empecé a arreglarme ya que habíamos quedado todas en casa de Des para ayudarla a preparar la comida de esta noche. Después de darme una buena ducha con agua caliente, me quedé parada frente al armario durante unos minutos intentanto decidir qué ponerme. Al final, opté por una falda de vuelo por encima de las rodillas, acompañada por una blusa de manga larga azul y unas botas altas negras. Me puse un abrigo del color de las botas, cogí el bolso y bajé a esperar a que Rebecca pasara a por mí como solía hacer.

-Gracias a Dios, ¡ya estáis aquí! –dijo Des en cuanto vino a abrirnos a las tres, por el camino, nos habíamos encontrado con Jess.
-¿Qué te pasa? Te noto alterada.-la dije yo bromeando.
-No sabéis el día que llevan dándome estos.-dijo refiriéndose a los chicos, ellos se habían encargado de ayudarla a decorar la casa.
-Anda, ya será para menos, si son adorables.-dijo Bec justo cuando Niall pasaba por allí y la sonrió.- ¿Ves?
-El amor te atonta, Bec.-le respondió.
-Mira quien fue a hablar.-añadió Jess mientras entrábamos y nos deshacíamos de los abrigos.
-Vaya preciosidades acaban de llegar.-comentó Liam al que recibí con un beso.
-Eh, eh, basta de besuqueos y a trabajar.-dijo Des dando un par de palmadas.

Narra Zayn.

-¿Dónde quieres que colguemos esto? –le pregunté a Des con unas guirnaldas en las que ponía “Happy Birthday”.

-Ahí si puede ser.-me dijo señalándome el techo del salón, para que se viera nada más entrar.
-Perfecto.-pedí ayuda a Niall que era quien tenía la escalera y entre los dos lo colocamos.

Llevábamos los chicos y yo allí desde las doce de la mañana, incluso habíamos comido con Des, inflando globos, colocando banderitas y demás chorradas, aquello en vez de una fiesta de alguien que cumple dieciocho años parecía de alguien que iba a cumplir los cinco pero sabía que sería divertido, habíamos incluso planeado hacer algún juego de niños para intentar sacar una sonrisilla a nuestro amigo porque sabíamos que si hacíamos la típica fiesta, pensaría en Gia y eso era lo último que queríamos.

-¡Chicas! –las llamó Liam para que vinieran a ver cómo nos había quedado el salón. Salieron las cuatro de la cocina y al llegar, quedaron sorprendidas.-¿Y bien? ¿Qué os parece?
- ¡Que ha quedado estupendo! –gritaron casi a la vez y nos echamos a reír.
-Bueno, es hora de que me vaya a por el cumpleañero.-anunció Louis.
-Avísanos cuando estéis a punto de llegar.-le pedí y él asintió con la cabeza.

Louis salió de casa de Des y terminamos de ayudar a las chicas a colocar la comida sobre la mesa. Ni que decir tiene que tuvimos que regañar varias veces al irlandés para que no se acercara a la comida. Nos aseguramos que las bebidas estuvieran en la nevera, los regalos en su sitio y cuando Des recibió el mensaje de Louis diciendo que estaban en la esquina, apagamos las luces y cada uno se colocó en su puesto, listos para gritar con todas nuestras fuerzas un “feliz cumpleaños, Hazza” en cuanto el chico de rizos entrara por la puerta.

Narra Jessica.

La puerta se abrió y no pude evitar soltar una risita al escuchar que Harry no hacía más que pedirle explicaciones a Louis de porqué él tenía una copia de llaves de la casa de Des y por qué estaban allí si se suponía que iban a jugar a la play en la casa Tomlinson. El pobre Louis se estaba quedando sin respuestas por lo que decidimos que ya era hora de descubrirnos.

-¡FELICIDADES, HARRY! –Gritamos todos a la vez que las luces se encendían. Harry se nos quedó mirando uno a uno mientras negaba con la cabeza e intentaba reprimir una sonrisa que se moría por adueñarse de su cara.
-No me escucháis cuando hablo, ¿verdad? –preguntó sonriendo al final. Fue entonces cuando nos echamos sobre él para abrazarle.
-Eh, chicas, es nuestro amigo también.-dijo Zayn y nos apartamos entre risas para dejarles saludarse entre ellos.

Ahí fue cuando la fiesta empezó. Pusimos algo de música y nos sentamos alrededor de la mesa a cenar mientras charlábamos. Últimamente, y más desde que nos habíamos enterado que Gia salía con James, Harry no solía sonreír pero en tan solo unos pocos minutos, nosotros lo habíamos conseguido con aquella fiesta y me sentía muy orgullosa por ello.

-¡Ahora tocan los regalos! –anunció Tay divertida.
-Os dije que no-empezó a hablar el cumpleañero.
-Vamos a ver, Harold.-habló Des obligándole a sentarse en el sofá.- Un cumpleaños sin regalos es una chapuza.
-¿Nos ves con pintas de preparar chapuzas? –dijo Liam.
-Hombre ahora que lo dices…-habló Harry.-Sabéis que cumplo dieciocho y no cinco, ¿verdad? –dijo riendo mientras observaba la decoración.

Recibió varios golpes con los globos por parte de todos mientras Bec y Tay iban a por los regalos. Sudaderas, alguna camiseta y unas converse fueron sus regalos, después, era el turno de soplar las velas, pedir un deseo y probar esa tarta que tan buena pinta tenía.

-¿Es necesario esto? –preguntó poniéndose rojo mientras cantábamos a todo pulmón el cumpleaños feliz, acompañados por el sonido de la guitarra de Niall.

Narra Liam.

En un abrir y cerrar de ojos, la tarta desapareció en su totalidad del plato.

-¿No hay más? –preguntó inocente Niall al ver que no quedaba nada de chocolate. Las chicas negaron con la cabeza.- ¡Tendríais que haber comprado la de doce porciones! –exclamó.
- Nialler.-le habló sería Bec.- Ésa.-señaló el plato con la cabeza.- Era la de doce porciones.-La cara que se le quedó fue épica y todos echamos a reír. Era increíble cómo era capaz de comer tanto sin nisiquiera darse cuenta de ello.

Sacamos una piñata más que nada por hacer el tonto un rato y estuvimos jugando un par de partidas al twister, en ambas siendo la vencedora Jess.

-Bueno, hasta aquí ha llegado la fiesta infantil.-dijo Louis llegando de la cocina con algo escondido en la espalda, algo de lo que los chicos ya conocíamos su existencia.- Es el turno de la de adultos.-dijo riendo. Las chicas le miraban algo desconcertado cuando puso un par de botellas de whisky sobre la mesa.
- Os dijimos que nada de alcochol.-protestó mi chica, cruzándose de brazos. La abracé por detrás y besé su mejilla.-
-Vamos, un par de copas no nos harán daño.-dije.
- A mi me vendrán bien.-habló Harry.
-Pues no hay más que decir.-dijo Des.- Si el cumpleañero quiere un par de copas, ¡servimos un par de copas!

A partir de ahí, la fiesta se tornó en una más normal entre los adolescentes, una en la que predominaba la música en un tono bastante alto y el alcohol corría por nuestras venas, aunque eso sí, siempre con moderación. Convertimos el salón de la casa de Destiny en una pista de baile retirando los sofás, la mesa y las sillas que antes habíamos utilizado y dejamos que Zayn se encargara de escoger la música.

Narra Gianna.

Estaba arreglándome para salir esa noche. James estaba solo en su casa así que aprovechando la ocasión, habíamos quedado en una especie de cita allí. Me puse un vestido azul oscuro entubado que me llegaba hasta las rodillas, lo conjunté con unos zapatos de tacón negros y una chaqueta del mismo color. Me miré una vez más en el espejo de mi habitación para asegurarme que todo estaba en su sitio y salí de casa. No tuve que andar mucho hasta la casa de mi novio y cuando llegué, ya lo tenía preparado. La verdad es que había creado un ambiente muy romántico: la luz solo la daba unas cuantas velas que había colocado y había una mesa perfectamente preparada para dos en el centro, con una rosa encima de uno de los platos.

-Eso es para ti, amor.-me dijo tendiéndome la rosa antes de retirarme la silla para que me sentara. Le premié el gesto con un beso y después sirvió la cena.

Hablamos de todo y de nada durante la cena. No podía decir que estuviera enamorada de él pero me hacía feliz y conseguía disminuir un poco el dolor que Harry me había causado. Después de recoger la cena, nos sentamos en el sofá y aunque la televisión estaba encendida, emitiendo alguna película, no le prestamos mucha atención, estábamos demasiado ocupados explorando la boca del otro. Cada beso era más intenso que el anterior, lo que hacía que la temperatura del ambiente y de mi cuerpo, aumentara considerablemente. En pocos minutos, noté su mano subiendo mi vestido, recorriendo mi muslo mientras besaba mi cuello. La otra mano intentó bajar la cremallera del vestido pero entonces, algo me vino a la cabeza. Era uno de febrero, el cumpleaños de Harry. Si todo hubiera seguido bien, en estos momentos estaría en esta misma situación pero con el chico de ojos verdes. Mi cabeza se bloqueó y rápidamente me escabullí de sus brazos, recogí mi abrigo y salí de allí, encontrándome con el frío del invierno y varias lágrimas recorriendo mis mejillas.

Narra Harry.

A pesar de que en los últimos días me había negado rotundamente a que me hicieran una fiesta por mi cumpleaños, debía reconocer que aquella noche me lo estaba pasando genial.

-¡Chicos! –grité llamando su atención sobre la música. Le hice un gesto a Zayn para que bajara el volumen y me hizo caso.- Quiero proponer un brindis.-dije alzando el vaso de tubo en el que quedaba ya solamente un poco de líquido casi aguado por los hielos.- Por vosotros.-le sonreí.- Por estar conmigo siempre, por aguantarme en mis días malos, por intentar hacerme sonreír a pesar de todo lo que ha pasado, en definitiva, por ser los mejores amigos que uno quiere tener.-hice chocar cuidadosamente mi vaso con los de los demás y después bebí un trago.
- Yo también quiero hacer un brindis.-dijo Jess.- Por Harry, nuestro cumpleañero.-me sonrió y asentí con la cabeza, sonriéndole también.- Y por nosotros, porque celebremos muchos cumpleaños más juntos.-volvimos a repetir la misma acción de antes y seguimos bailando un poco más.

Un rato después, decidimos que ya era suficiente y empezamos a despedirnos.

-Que no os preocupéis, lo recojo mañana tranquilamente.-nos dijo Des cuando volvimos a ofrecernos a quedarnos a recoger lo que habíamos montado.
-Muchas gracias, Des.-dije abrazándola en la puerta.
-No hay de qué, Harold.-besó mi mejilla y todos a excepción de Louis, salimos de allí.

Fuimos charlando un rato hasta que nuestros caminos se dividían y quedamos en vernos el lunes en clase. Lo había pasado muy bien con todos ellos, habían conseguido que olvidara a Gia durante aquellas horas pero en cuanto me quedé solo de nuevo, no pude evitar volver a pensar en ella, en qué estaría haciendo, en sí estaría con James o en si por alguna casualidad, se había acordado de que hoy era mi cumpleaños.

Narra Destiny.

-No hace falta que te quedes, ya lo haré mañana, mi madre no viene hasta por la tarde.-dije de nuevo.
-Oh, vaya.-dijo con pesar.- Yo que pensaba quedarme a dormir contigo.-dijo con una sonrisilla. Rodé los ojos.
-¿Quieres quedarte? –pregunté sabiendo de antemano su respuesta.
-No puedo negarme a eso, pequeña.-besó mi nariz y se adentró en la cocina.

Le seguí llevando los vasos que habían quedado por el salón y lo dejamos todo en la cocina, al menos el salón quedaría presentable aunque ya nos encargaríamos a la mañana siguiente de quitar la decoración y demás. Subimos a mi habitación y me fui al baño con el pijama en la mano a pesar de su insistencia en que no miraría si me cambiaba allí. Já, Tomlinson, no soy tan tonta. Me le encontré con los ojos cerrados, tumbado en la cama y tras dejar con cuidado la ropa sobre una silla, me tumbé a su lado y apagué la luz. Sentí su brazo rodearme la cintura, atrayéndome hasta él, su aliento en mi cuello y después, sus labios en el mismo sitio.

-¿Tú no estabas dormido? –pregunté entre risas.
-Has picado.-depositó un beso bajo mi oreja a la vez que acariciaba mi cintura bajo la camiseta del pijama. Un suspiró se escapó de mis labios.

Me giré, quedando frente a él. Le robé un beso que llevó a unos cuantos más y cuando quise darme cuenta, me encontraba bajo sus brazos, tan solo con la parte inferior de mi ropa interior al igual que él. Estaba dispuesta a dar ese paso con él y se lo hice saber atrapando su labios inferior entre mis dientes. Aquella noche me hizo sentir la chica más feliz del mundo, me hizo suya de la manera más delicada posible.

Cuando desperté, no se encontraba a mi lado. Solo había una pequeña nota en un papel sobre la sábana.

He sido tu primer beso, tu primera vez y seguramente, el primero que te lleve el desayuno a la cama.Ni se te ocurra levantarte y estropearme el plan.  Te quiero.

No pude evitar no sonreír ante aquello y me quedé en la cama, haciendo caso a su petición.

Narra Louis.

Era muy normal levantarme después de una fiesta en la cama de cualquier chica. Lo que no era habitual era que estuviera enamorado de dicha chica. Dormía tranquilamente a mi lado, con una mano bajo la almohada y todo el pelo revuelto. Adorable. Besé su sien con cuidado de no despertarla y salí sigilosamente de la habitación tras ponerme los pantalones del día anterior no sin antes dejarle una nota sobre la cama. Bajé a la cocina, había pensado prepararle el desayuno así que me puse a recordar cuál era su favorito. Tortitas con nata. Genial, ¿de dónde sacaba yo unas tortitas ahora? En seguida pensé en Harry, él sabía algo de cocina así que le llamé y aunque le sentó fatal que lo despertara, empezó a decirme los ingredientes que necesitaba y los pasos que tenía que seguir. Lo apunté todo y me puse a ello. Busqué los ingredientes que por suerte encontré rápido y empecé con mi tarea. ¡Quien te ha visto y quien te ve, Louis! Dijo una vocecita en mi cabeza. Ya ves, si hace unos meses me dicen que iba a estar yo cocinando para una chica, para mi chica, me hubiera reido a carcajada limpia. Cuando tuve unas cuantas tortitas, preparé dos cafés, saqué el bote de nata de la nevera, lo coloqué todo sobre una bandeja y subí a la habitación. Abrí la puerta con cuidado y dejé la bandeja sobre la mesilla.

-Buenos días, dormilona.-susurré en su oído y sonrió.
-Para que lo sepas, llevo un buen rato despierta pero no quise bajar para no estropearte el plan.-
-Oh, vaya.-dije.- ¡Que considerada! –ambos reímos.- He hecho tortitas.-puse la bandeja sobre sus piernas.

-¿Y no has quemado la cocina? –bromeó, le saqué la lengua y besó mi mejilla.- Tienen buena pinta pero falta el chocolate.-Uh, ¡qué fallo!
-Ahora voy a por ello.-me levanté aunque me cogió del brazo, haciéndome quedar sentado de nuevo.
-Está bien así.-besó mis labios cortamente y empezamos a desayunar.

¡Hola chicas! Aquí tenéis un capítulo nuevo, ¿qué os ha parecido? ¿os ha gustado? Sé que ahora estaréis pensando "awww que monos todos" (excepto Harry y Gia) pero ya os aviso: no os emocionéis mucho, van a volver los problemas dentro de nada. Muchísimas gracias por todo, os veo el viernes en OLS.
Love,
Sarai.

24 comentarios:

  1. Sabes que estoy llorando de la emoción, quiero un chico así Sarai :( Y seguro que no existen, al menos no cerca :( Que joder es todo demasiado perfecto snif snif
    Y la fiesta ha sido una pasada, me alegra un montón ver a Hazza animado. Y Gia... no se que hacer con ella, unos días quiero estrangular-la, otros matarla, y otros como hoy sigo molesta con ella pero se que está confusa y la entiendo...
    Y ya no se que más decirte que son casi las 6 y entre unas cosas y otras no he estudiado todavía así que me despido ya.

    Love you <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, no existen. Yo también quiero uno así. Y como tú dices, todo es "demasiado perfecto"...las cosas van a cambiar no tardando mucho.
      Sí, al pobre le cuesta pero lo va consiguiendo poco a poco. Jajaja es normal que esté confundida...la han hecho daño (aunque no ha sido culpa de Hazza...)
      Pues ala, ala, ponte a estudiar quejica :P

      Love you <3

      Eliminar
  2. Bien bien aquí viene tu mala lectora que nunca comenta pero siempre lee toooodoooos los capitulos...
    LO SIENTO sniff sniff :'( soy una mala lectora y puedes gritarme (aunque solo sea por la pantalla del ordenador) pero no tengo tiempo, y cuando tengo tiempo se me olvida comentar pk tengo muchas cosas que hacer,
    La novela es perfectamente perfecta... y Louis es añlksjdñlkajdñlkfj no tengo palabras para describirlo! Por tu culpa ahora quiero un novio como él, y si me tengo que poner a buscar moriré sola pk como el no hay nadiee
    Y Gia la estrangulo! Pero la entiendo también, pero sobretodo la estrangulo pk mi pequeño Harry (y resalto el MI) no tiene la culpa :(
    Bueno yo me voy a estudiar que la profe se ha cabreado hoy y nos a puesto un trabajito... de 5 páginas! Para ti es poquito porque vas a la uni si no he entendido mal jejeje pero para mi es una tortura.

    PD: ahoar que leeo el comentario, es muy largo te voy a aburrir jajajja :P

    Besoss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto en tuu perfil (si lo se soy una acosadora jajajaja) he visto que tienes un blog que se llama Unforgettable Summer.
      vas a ser de una novela o algo??

      Eliminar
    2. No voy a agritarte, sé que estaréis todas muy ocupadas pero bueno, es igual, con que te guste, soy feliz *-*
      Pues sí, Lou es único, va a estar chungo que encontremos un chico igual...
      Sí, pobre...
      Sí, has entendido bien :) jajaja que te sea leve el trabajo :)

      No me aburres, a mi me encantan los comentario largos :)

      Respondiendo a la pregunta del blog...No puedo decir nada :P En realidad, hice el blog para que no me quitaran la dirección de url. Lo sabréis en breve :)

      Muchas gracias.

      Eliminar
  3. Me encanta!!! Esta super bien esta novelaa... pero me da mucha penita harry espero que vuelva con gia mmm... jaja bueno esperare el siguiente capitulo!! :D

    ResponderEliminar
  4. Espera.. espera un momento... PROBLEMAS CON QUIENES???
    No me mates por favor.. no me mates :O
    Genial, como siempre! Esperando el siguiente!!!

    ResponderEliminar
  5. Vamos a ver, para decir que habrá problemás no digas nada, soy feliz en la ignorancia! Destrozas mi vida con cada problema y si son de la talla del de Gia y Harry pues más!!
    Fuera drama, me ha encanto el capítulo. Al fin Des y Louis pueden acabar lo que dejaron aquella noche jajajaja
    Menos mal que Harry se ha distraído con su fiesta de cumple y ha dejado el pensamiento de Gia a un lado, aún que sólo fuera por una tarde. Y Gia...aaaay Gia, ¿cuando entraras en razón?
    Espero que se solucionen y que los problemas DUREN POCO :D jajajaja
    Desde que dijistes que subias los lunes, estoy deseando que lleguen jajajaja
    Nos vemos el viernes!! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encima que lo hago para que no os pille desprevenidas...jajaja
      Siii *-*
      Menos mal, pero bueno, el pobre sigue dandole vueltas...Lo de Gia no tiene nombre...
      Mmm no sé yo que decirte, eh.
      Jajajaja
      Muchas gracias.

      Eliminar
  6. La fiesta sorpresa que le han preparado a Harry me ha encantado, yo también quiero algo así por mi cumpleaños JAJAJA. Además, el pobre me da penita porque lo está pasando muy mal, pero Gia también está mal y la está cagando lléndose con el otro y me indigno.
    Un besito precioussss :) xxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, tener amigos así da gusto *-*
      Ya ves...vaya dos..
      Muchas gracias.

      Eliminar
  7. AWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWW JAJAJAJAJAJAJA.
    Louis y Des super adoreibol y joder,también pobre Gia,ambos lo están pasándolo fatal enserio espero que poco a poco se vaya arreglando todo la verdad.
    Bueno,te veo en OLS y te espero pronto en mi fic :)
    Loveee xxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii *-* Ya veremos qué pasa con ese par...
      Muchas gracias. Allí nos veremos :)

      Eliminar
  8. No no no dejarlos en paz eeh no los separes q están todos muy bien y felices jajaj
    Me ha ENCATADO ! Que monos todos con la fiesta jajajaj y bueno Gia.... Ella sabrá lo q hace jaja
    Un beso y juntalos pronto jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja pues siento no poder hacerte caso...
      Mucha sgracias.

      Eliminar
  9. LOLOLOLOLOLOLOLOOOOO SIGUIENTE JOLIIIIIIIIN QUE AHORA ESTOY ANSIOSA <3

    ResponderEliminar
  10. Oh Sarai*-*

    Louis y Des son la pareja perfecta. Ya pueden tener ser papis y tener sus respectivos hijos JAJAJAJA:')
    Sigo diciendo que quiero un final feliz Gia y Harry: Hia. A partir de ahora los nombraré Hia. jeje

    ¿WHY? ¡WHY! FUERA FUERA QUITAD PROBLEMAS. Eres mala muy mala:(

    Espero el siguienteeeeeeeee!

    un beso xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii son muy ajhsvbfhsgjdfvghvahfvhsd *-*
      Jajajaja ya veremos qué passa...
      Sí, habrá problemas, vais a matarme, lo sé.

      Muchas gracias.

      Eliminar
  11. Mas problemas?? Sarai no me jodas!!! Arregla primero un problema y despues ocasionas mas, NO GANO PA' DISGUSTOS CON ESTOS CHICOS!!!
    Son todos moniiiiisimos y siceramente Gia y Harry cada vez me dan mas pena, eso, sumado a que estoy con la regla, llanto asegurado.
    Arregla esto pronto TE LO ORDENO!! JAJAJAJA es broma pero sube plis.
    KISSES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más problemas sí, y me vais a querer matar, pero bueno...
      Sí, a mi también.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  12. ¡Hola! Soy una nueva lectora, y decirte que me encantan tus novelas, son tan asdfghjk.
    Louis y Des son tan adorables, me muero de amor con ellos, :).
    Y espero que Harry y Gia vuelvan pronto, y que esos problemas no duren mucho.
    Un beso, y espero el siguiente<3.

    ResponderEliminar